miércoles, 15 de septiembre de 2010

NINGUNA COSA HAY DONDE FALTA LA PALABRA


Stephan George

El poder de la palabra, la palabra, el verbo, amor y terror de las palabras, en el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios y el Verbo era Dios. ¿Qué hay sin la palabra? Adán debió nombrar a todos los seres del jardín, s ¿Acaso sin nombre no eran seres? ¿Existían? Maravilloso poema, poderoso más de lo aparente, la palabra que nombra y crea, la palabra, el verbo, el lenguaje que hace y deshace, que crea, en el principio... La creación, hágase la tierra, ¿Quien hizo la palabra? Sin duda la palabra nos hizo y nos hace y nos sostiene en el universo. Más que palabras sobre la palabra, acá un poema magistral.


La Palabra

Sueño o prodigio de la lejanía
Al borde de mi país traía

Esperando a que la Norna antigua
En su fuente el nombre hallara -

Después denso y fuerte lo pude asir
Ahora florece y por la región reluce...

Un día llegué de viaje feliz
Con joya delicada y rica

Buscó largamente e hízome saber:
«Sobre el profundo fondo nada así descansa».

Entonces de mi mano se escapó
Y nunca el tesoro mi país ganó...

Así aprendí triste la renuncia:
Ninguna cosa sea donde falta la palabra.

Stephan George

1 comentario:

JAIRO ROJAS dijo...

No conocía el autor, gracias por compartirlo.